IV. PARQUES NATURALES DE UTAH: BRYCE CANYON, CANYONLANDS Y ARCHES

Mesa Arch (Canyonlands National Park)

Dejamos atrás Las Vegas para empezar una ruta por los parques naturales del sur de Utah, una zona que en nuestro anterior viaje no habíamos podido visitar. Nuestra primera parada sería en Bryce Canyon National Park, a unas 4 horas de distancia de Las Vegas, así que paramos a comer justo antes de llegar en un curioso y muy recomendable restaurante en el pueblo de Panguitch: el Hummus and Heifer. Unas barracas justo a la salida del pueblo donde una pareja prepara unos deliciosos (y pequeñitos) bocadillos de carne de barbacoa y un hummus a un precio más que razonable.

Hummus and Heifer

Teníamos toda la tarde para visitar el parque de Bryce Canyon con tranquilidad así que empezamos por los miradores más cercanos al Visitor Center. Primero el Sunrise Point y luego el Sunset Point, pero entonces empezó a llover de una manera considerable. Sólo era una nube, pero era grande y estaba justo encima, así que decidimos irnos hasta la zona más lejana del parque, a unas 17 millas, donde hay algunos miradores muy interesantes mientras despejaba el tiempo.

Bryce Canyon National Park (Utah)

Bryce Canyon National Park (Utah)

Bryce Canyon National Park (Utah)

Allí paramos en Natural Bridge, Rainbow Point y alguna otra parada sobre la marcha. Como ya había despejado el tiempo decidimos volver para visitar el Inspiration Point cerca de la entrada del parque. Era ya entrada la tarde, pero no nos podíamos ir sin hacer una pequeña excursión muy recomendada en el parque, el Navajo Loop. Es una ruta circular que empieza en el Sunset Point, de poco más de 2.5 quilómetros y que se mete dentro del parque bajando por un camino tan inclinado que va haciendo curvas como si fuera Lombard street en San Francisco. El problema es que luego hay que subir una inclinación similar, así que nos fuimos solos a hacer la excursión nuestro hijo mayor de 9 años y yo. En poco menos de 1 hora habíamos finalizado el circuito por un paisaje espectacular. Sin duda merece la pena.

Bryce Canyon National Park (Utah)

Bryce Canyon National Park (Utah)

Bryce Canyon National Park (Utah)

Después de contemplar las vistas del atardecer en este magnífico parque, nos fuimos directos al motel que teníamos reservado en el cercano pueblo de Cannonville, el Grand Staircase Inn, que ya nos situaba en el comienzo de una de las míticas y más bonitas carreteras de América del Norte. Al día siguiente íbamos a Moab por la famosa highway 12 scenic byway, una carretera escénica que sale del Bryce Canyon National Park y llega hasta el Capitol Reef National Park, pasando por el Dixie National Forest, el Grand Staircase-Escalante National Monument, etc.

Salimos muy temprano por la mañana, nos quedaban muchas horas de coche por delante hasta Moab y queríamos hacer algunas paradas. Con las primeras luces del día podríamos disfrutar de la highway 12 mientras los niños acababan de dormir un poco más en el coche.

Después de unas cuantas horas en el coche, un poco pesadas para los niños pero fantásticas para los adultos, llegamos al Dead Horse Point State Park, un parque estatal que está justo limitando con el Canyonlands National Park, pero con entidad propia y precio propio (10$, no incluido en el Annual Pass de los Parques Nacionales). Se trata de una península de roca que queda elevada en uno de los meandros del río Colorado formando lo que se llama un gooseneck (cuello de cisne) a 2.000 pies de profundidad. Unas vistas desde el mirador que dejan sin palabras. Aprovechamos para comer en unos espacios perfectamente preparados para esta finalidad.

Dead Horse Point State Park (Utah)

Picnic en Dead Horse Point State Park (Utah)

Justo al lado estaba el Canyonlands National Park, mucho más grande y con multitud de visitas y excursiones posibles. Pero el tiempo es limitado y la paciencia de los niños también. Podíamos pedirles un poco más, pero a cambio la recompensa era llegar pronto al hotel que teníamos reservado para poder ir a la piscina. Así pues nos centramos en la zona de Island on the Sky, la más cercana a Moab y la más visitada. En primer lugar fuimos hasta la zona más alejada donde se encuentra el Grand View Overlook donde, como su nombre indica, hay unas vistas espectaculares del parque.

Canyonlands National Park (Utah)

Después hasta Mesa Arch, una fácil excursión para ir con niños de poco menos de un quilómetro ida y vuelta, y que te lleva al lugar más icónico del parque y uno de los más fotogénicos. Un arco de piedra que hace como de marco al impresionante paisaje del parque. Espectacular.

Excursión hasta Mesa Arch (Canyonlands National Park)

Mesa Arch (Canyonlands National Park)

Mesa Arch (Canyonlands National Park)

Todavía nos esperaba la guinda del pastel, para esa noche teníamos reservado un alojamiento de lujo. Para salirnos de la rutina de moteles de carretera habíamos reservado una noche en el Red Cliffs Lodge, un auténtico rancho al lado del río Colorado a 25 quilómetros de Moab. El complejo disponía de multitud de cabañas tipo apartamento, cada una como un alojamiento independiente, piscina, restaurante con vistas al río Colorado, y numerosas actividades para niños y adultos sobretodo dirigidas a realizar excursiones a caballo por la zona. La cena en el restaurante del hotel fue espectacular, en una mesa con velas y con vistas al río Colorado pudimos comer unas Smoked Barbecue Pork Ribs de lujo. Una de nuestras comidas americanas preferidas.

Red Cliffs Lodge (Moab)

Red Cliffs Lodge (Moab)

A la mañana siguiente, después de desayunar en la cocina de nuestro apartamento, nos marchamos para visitar el último de los parques de Utah que nos quedaba, y el más cercano a la población de Moab, Arches National Park donde se encuentran más de 2.000 arcos de piedra naturales. Hicimos una primera parada en Balanced Rock, donde se aprecia una enorme piedra en equilibrio sobre una base de más de 16 metros de altura. Una de las zonas que nos apetecía ver era la llamada The Windows Section, pero nos encontramos que la carretera estaba cerrada y, por lo tanto, la zona no era visitable. El lugar más conocido del parque, y emblema del estado de Utah, es el Delicate Arch, al cual se puede llegar en una caminata de unas 2 o 3 horas ida y vuelta bajo el sol. Una alternativa, si se quiere ver el arco y no hacer la larga caminata, es ir hasta el Delicate Arch Viewpoint donde prácticamente desde el mismo aparcamiento ya se puede tener una perspectiva lejana del arco. No obstante, y lo que hicimos nosotros, una pequeña caminata de subida de 10 o 15 minutos te lleva a unas mejores vistas del arco.

Balanced Rock (Arches national Park)

Delicate Arch (Arches National Park)

Delicate Arch (Arches National Park)

De salida del parque paramos en Park Avenue, otro de los puntos más espectaculares de Arches National Park. Es un mirador donde las grandes formaciones rocosas de los lados pueden recordar a los rascacielos de la ciudad de Nueva York, de ahí que le dieran este nombre. Solo las vistas desde el mirador ya merecen la pena, pero igualmente hay varios circuitos a pie que salen desde este punto para adentrarse en el parque.

Park Avenue (Arches National Park)


Comentarios

Entradas populares